Gobierno corporativo

8 decisiones a evitar al estructurar la retribución del Consejo de Administración

Dentro de la organización interna de una empresa, la retribución del Consejo de Administración es una cuestión muy importante y, a la vez, muy delicada. De hecho, tradicionalmente, este ha sido un tema sensible sobre el que las compañías han guardado mucha cautela y han tratado con el mayor celo.

El Código de Buen Gobierno de Sociedades Cotizadas cuenta con un capítulo titulado retribución del Consejo de Administración, que señala que esta debe atraer perfiles competentes, pero sin exceder lo que realmente sea necesario.

A este respecto, la retribución y los incentivos deben permanecer alineados con la estructura y las estrategias a largo plazo de la compañía. Además, estas estructuras de retribuciones e incentivos deben revisarse año a año y, en caso de ser necesario, deberán cambiarse por completo.

Retribución del Consejo de Administración: cambiar en lugar de repensar

La presión de los accionistas o un cambio en el modelo empresarial llevan a repensar la estructura de incentivos y la retribución de los Consejos de Administración. Por desgracia, este tipo de acciones suelen ser muy limitadas y no ofrecen un cambio real.

Como consecuencia, las comisiones encargadas de reestructurar los incentivos y las retribuciones deben asegurarse de hacer un buen trabajo e implementar todos los cambios necesarios y analizando los factores más significativos del rendimiento, así como modificar la estructura por completo si ello fuera necesario.

No se debe complicar la estructura de incentivos

Aunque las comisiones encargadas de las retribuciones deben demostrar que se han realizado todos los cambios necesarios en las estructuras de incentivos, no se debe caer en la trampa de complicarlos demasiado.

Esto quiere decir que no se puede analizar absolutamente todo, sino que se deberá escoger y focalizar en los indicadores más importantes de cada empresa.

Registrar la línea de pensamiento detrás de la estructura de incentivos y retribuciones del Consejo de Administración

Cuando se diseñe la nueva estructura de incentivos y retribuciones del Consejo de Administración, resulta de vital importancia que exista una línea crítica de pensamiento clara, centrada y alineada con los objetivos de la empresa.

Asimismo, es imperativo que se registre esa línea de pensamiento para mostrarla tanto a los miembros del Consejo como a los accionistas.

Se deberá incluir a las personas adecuadas en las conversaciones

Con el fin de tomar las mejores decisiones, como es evidente, contar con la presencia de las personas adecuadas tiene que ser la máxima prioridad. De hecho, contar con una comisión de profesionales con una visión crítica y lo más variada posible nos permitirá disponer de todas las perspectivas posibles.

Por tanto, presidentes y miembros del propio Consejo deberán estar presentes para ofrecer sus opiniones y alcanzar el éxito en la negociación de los nuevos incentivos.

Asegúrense de que el plan recompensa el buen rendimiento

La credibilidad dela comisión dependerá de que los incentivos sean los adecuados. Como consecuencia, no tengan miedo de tomarse el tiempo que sea necesario estudiando los rangos y los incentivos.

En este punto, el tiempo es secundario, dado que lo importante es que, tanto los incentivos como los rangos, sean los adecuados y que recompensen el desempeño y el buen rendimiento de la compañía.

PRODUCTO

Además de recompensar el buen rendimiento de los miembros de su Consejo, le recomendamos que compare el rendimiento de su Consejo y la retribución de sus miembros con los miembros de otros consejos del mismo sector, teniendo en cuenta los resultados económicos de la empresa. Para ello, CGLYTICS ha desarrollado una herramienta de comparación de la retribución de los consejeros y ejecutivos. Los resultados de dicha herramienta le permitirán justificar la retribución del Consejo, según el rendimiento de la empresa. Descubra más aquí.

Nunca se debe olvidar el feedback de los accionistas en el cambio de estructura de la retribución del Consejo de Administración

Los inversores y accionistas tienen sus propios puntos de vista. Contar con la opinión de estos e introducirlos en la toma de decisión es una buena forma de agilizar el proceso.

También, es una forma de aportar transparencia y de ganarse la confianza de los accionistas.

Es mejor centrar el foco en la propia compañía y averiguar qué es mejor para su caso

Precisamente, por ello, no resulta recomendable seguir ciegamente los estándares de la industria, toda vez que existen ciertas líneas generales que se pueden seguir a la hora de establecer un estándar para la reestructuración de los incentivos y retribuciones para el Consejo de Administración. Disponemos, por ejemplo, de la nueva Guía de la CNMV de Retribuciones y Nombramientos.

Sin embargo, siempre será mejor que la comisión tome las decisiones en base a lo que resulte más adecuado para la empresa. De otra forma, se deberá disponer de una línea clara de actuación para explicarla a los accionistas y los consejeros.

La nueva estructura de incentivos y retribución del Consejo de Administración

En primer lugar, deberá ser explicada de forma coherente a las personas indicadas. Sin ir más lejos, la comunicación interna y externa es muy importante durante este proceso.

En el ámbito interno, muchas personas se verán afectadas por el diseño de estos nuevos planes y, externamente, los accionistas son los primeros que necesitan entender la forma en que la nueva estructura se alinea con la estrategia a largo plazo de la compañía.

LIBRO BLANCO

Para poder definir la retribución de los consejeros de manera adecuada, recomendamos realizar una buena evaluación de los miembros del Consejo de Administración, así como del Consejo de Administración en su conjunto. En la siguiente guía le presentamos algunos consejos para realizar una evaluación del Consejo que impulse una mejora en el rendimiento de la empresa.

BLOGS DESTACADOS