Gestión de entidades

Retos de los directores jurídicos y la transformación de sus puestos

Estos últimos años y, especialmente, estos últimos 18 meses, han aparecido multitud de nuevos retos para los directores jurídicos. Recordamos que su papel es clave dentro de toda organización que opere a nivel internacional y, aunque, hasta el momento, a los directores jurídicos “solamente” se les pedía supervisar que la empresa cumpliese con los requerimientos legales, de ahora en adelante, estos profesionales deberán ser más estratégicos y “hacer más con menos”.

Destacamos que el director jurídico no solo es el líder del área legal, y encargado de gestionar, coordinar y supervisar los diferentes aspectos legales de la compañía, sino que, además, es el responsable de diseñar los métodos que la empresa tiene que aplicar para cumplir con las normativas jurídicas aplicables.

A continuación, vamos a repasar los retos, novedades o tendencias que el director jurídico deberá conocer estos próximos años para desarrollar su papel de manera exitosa. Y, para concluir, repasaremos el papel de la tecnología, clave dentro de este proceso de transformación.

El cambio de rol de los directores jurídicos

Como acabamos de señalar, el rol del director jurídico es esencial dentro de toda organización. Aunque no es el encargado de establecer los objetivos de la empresa, si tiene un papel muy relevante en la forma en la que se estos se alcanzan.

Adicionalmente, como líder del área legal, influye considerablemente en cómo la organización se desenvuelve dentro del mercado, cómo afronta los problemas y cómo se anticipa a los obstáculos del sector.

Ahora bien, ¿qué rol desempeña el director jurídico en la actualidad? A día de hoy, las empresas buscan no solo un experto en leyes para la figura del director jurídico, sino que contratan a profesionales en leyes que, además, puedan ser líderes en el asesoramiento a los directivos, como apoyo para la toma de decisiones estratégicas.

Por ende, el rol del director jurídico se basa en establecer el camino a seguir en el ámbito legal, ayudando a su vez a definir el rumbo del negocio. Eso sí, como veremos más adelante, este rol se ha visto ligeramente afectado a causa del Covid-19.

Nuevos retos para los directores jurídicos

Acabamos de explicar cuál es el rol del director jurídico en la actualidad. No obstante, este rol es cambiante, y, estos últimos años, han aparecido multitud de nuevos retos para los directores jurídicos. Además, cabe destacar que la abogacía de empresa sigue siendo un área poco conocida fuera de su ámbito de influencia.

Por estos dos motivos, numerosos estudios han tratado de determinar el rol de estos profesionales. Entre tales estudios destaca el ofrecido por PwC, que ha analizado la Transformación de la función jurídica estos últimos años, motivado por los cambios en su organización, composición, estructura, formación, retribución, entre otros muchos aspectos.

El informe, que parte de entrevistas personalizadas a una muestra de 59 directores jurídicos de la empresa española, analiza los 7 retos principales que deberán afrontar los directores jurídicos. Y, tales retos, se han denominado como:

  • Hacia una organización más eficiente
  • Un talento profesional más globalizado
  • Vínculos más estrechos con otras áreas estratégicas
  • Una mayor agilidad interna
  • Otorgar mayor autonomía a las filiales
  • Disponer de métodos para minimizar el riesgo legal
  • Gestionar la relación con los despachos externos

Y, de este y otros informes similares, se han llegado a conclusiones como las que destacamos a continuación:

  1. La globalización juega un papel cada vez mayor dentro de los nuevos retos de los directores jurídicos. Estos profesionales deben aportar su conocimiento para que la empresa logre unos menores costes, más acordes a la competitividad global.
  2. Además de la reducción de los costes, el rol de los directores jurídicos consistirá también en lograr una mayor eficiencia en todas las esferas de la organización. Para ello, se necesita potenciar el talento en las filiales.
  3. Es necesario llevar a cabo un análisis funcional del área a través de auditorías legales que permitan redefinir las tareas y potenciar el desarrollo de perfiles más administrativos y de gestión.

Además, el rol del director jurídico se ha visto también afectado por el Covid-19, como vemos a continuación:

Funciones de los directores jurídicos tras el Covid-19

Desde hace varios años, se venía debatiendo el rol del director jurídico. Y, como acabamos de señalar, numerosos estudios han tratado de definir el “futuro” (o presente) de estos profesionales del área legal. Sin embargo, todas estas predicciones se han visto superadas por el Covid-19, que ha traído nuevos retos para los directores jurídicos. Concretamente, los 3 retos siguientes:

  1. Hacer “más con menos”: los clientes someten a cada vez más presión a los abogados, con relación a sus precios, lo que refleja la necesidad de establecer precios más competitivos.
  2. La liberalización del mercado de servicios jurídicos es el segundo reto que deberán afrontar los directores jurídicos.
  3. Y, por último, el papel de la tecnología ha modificado la forma en la que estos profesionales debe trabajar. Los abogados tendrán que replantearse la forma en que prestan sus servicios. Y, por supuesto, será necesario que adopten conocimientos relativos al uso de las nuevas tecnologías.

Estos 3 retos, inevitablemente, afectarán al rol del director jurídico.

El papel de la tecnología: Diligent Entities

Independientemente de si hablamos de los directores jurídicos, de los órganos de gobierno o de cualquier otra área de una organización, cabe señalar que la tecnología ha llegado para quedarse, y las organizaciones no pueden quedarse atrás en la adopción de esta.

La abogacía se ha visto afectada por la transformación digital y, aquellos directores jurídicos que no se apoyen de la tecnología para la realización de sus servicios, difícilmente podrán asegurar la continuidad de los negocios.

En definitiva, estamos asistiendo a tal cambio en el mercado jurídico que la mayoría de abogados van a tener que replantearse la forma en la que trabajan. Y, para que dicha transformación sea eficaz, inevitablemente, los directores jurídicos van a tener que apoyarse en herramientas de gestión como Diligent Entities.

BLOGS DESTACADOS