Consejo de Administración

La mejor composición de un consejo de administración en 2020

La composición de un Consejo de Administración es clave para su buen funcionamiento. Hasta hace poco, las empresas no se preocupaban de la composición de los Consejos y se limitaban a tratar de fichar a personas influyentes o con una gran experiencia a sus espaldas. Hoy en día, estas prácticas están casi desaparecidas y se premian otros aspectos, además de la experiencia.

En gran parte, este cambio de mentalidad ha sido posible gracias a las prácticas que el buen gobierno corporativo señala para dotar de eficiencia el Consejo y, por consiguiente, la empresa.

La diversidad, fundamental en la composición de un Consejo de Administración

Sin duda, una de las piezas fundamentales de las recomendaciones para el buen gobierno corporativo reside en que, a la hora de realizar la composición de un Consejo de Administración, se tenga en cuenta que deben estar formados por miembros diversos.

De hecho, la diversidad ha sido, durante todo 2019, uno de los puntos centrales para la formación de Consejos y para la renovación de sus miembros.

DILIGENT NOMINATIONS

Sabemos que encontrar al consejero ideal es una tarea complicada, y que lograr la diversidad entre los miembros del Consejo tampoco es tarea fácil. Por ello, en Diligent contamos con un módulo que le permite buscar a los mejores candidatos en una base de más de 125.000 perfiles, según las características deseadas. Descubra más sobre Diligent Nominations aquí, o solicite una demostración de cómo funciona el producto aquí.

Requisitos para la composición de un Consejo de Administración

Para que un Consejo de Administración pueda desempeñar sus funciones clave, de la manera más adecuada y eficiente posible, debe cumplir varios aspectos. Estos requisitos vienen cubiertos por los criterios del buen Gobierno Corporativo y son los siguientes:

1. Sus miembros tienen que disponer de variedad de conocimientos

Hoy en día, con la sociedad comprometida con el crecimiento estable y fijándose más que nunca en lo que hacen las grandes empresas, es vital disponer de miembros con conocimientos en materias ajenas a la economía, la fiscalidad y la legalidad.

Como consecuencia, resulta imperativo que los Consejos de Administración cuenten con expertos en todos los campos posibles, profesionales capaces de aportar nuevos puntos de vista gracias a la experiencia acumulada en sus labores previas.

De hecho, al apostar por la diversa composición de un Consejo de Administración, en un mismo organismo, tendrán cabida distintos, frescos e independientes puntos de vista. Gracias a ellos, se podrá disponer de una visión más amplia de las necesidades del mercado, de la compañía y también de la sociedad.

2. La independencia, un valor para la composición de un Consejo de Administración

El Consejo de Administración debe contar, cada día más, con miembros independientes. En los viejos tiempos, los consejeros eran familiares, accionistas o directivos, personal con una fuerte dependencia de la compañía, por lo que sus visiones y decisiones muchas veces no eran las más adecuadas.

En la actualidad, en cambio, se requiere que los Consejos de Administración se compongan de una mayoría de consejeros independientes. Estos deben ser capaces de aportar puntos de vista externos y asegurar que se vela por los derechos de los accionistas en todo momento.

3. La información también es poder en un Consejo de Administración

Para desempeñar sus funciones de manera óptima, los Consejeros deben mantenerse informados en todo momento.

Eso sí, mantenerse al día implica contar con un canal de información directa y que esta llegue al instante, de la forma más clara y segura posible. Esta labor recae sobre la Secretaría del Consejo, que será la encargada de informar a los Consejeros en todo momento y siempre a tiempo.

4. En la composición de un Consejo de Administración, la dedicación también influye

Una práctica muy habitual entre los consejeros era la de pertenecer a varios Consejos y Comisiones.

Hoy en día, se requiere que aunque un consejero forme parte de más de un Consejo y/o Comisión, disponga del tiempo necesario para dedicarse, por completo, a la labor como consejero.

Y, aunque reviste gran interés para cualquier compañía contar con consejeros que formen parte de otros Consejos, también es imprescindible asegurarse de que estos dispondrán del tiempo y la motivación suficiente para ejercer su cargo de la manera más adecuada.

En España, contamos con una empresa que es un ejemplo de buen hacer en cuanto a los cambios positivos en la composición de un Consejo de Administración. Se trata de Telefónica que, a finales de 2019, la cambió, asegurándose de que, así, cumplía con la recomendación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de tener, al menos, un 30% de mujeres en el Consejo.

Por tanto, como ya hemos explicado, a la hora de realizar la composición de un Consejo de Administración, resulta del todo aconsejable que siga las pautas marcadas por el buen gobierno corporativo y tenga en cuenta la diversidad, independencia, la disponibilidad y que los consejeros puedan estar informados en todo momento.

INTEGRACIÓN Y FORMACIÓN DE NUEVOS MIEMBROS DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN

Como hemos explicado, son muchos los Consejos de Administración que renuevan constantemente a sus consejeros. Por ello creemos que es necesario dar prioridad al proceso de integración y formación a fin de que los nuevos consejeros consigan integrarse y empezar a aportar valor rápidamente. Descubra nuestros consejos para que la integración se produzca rápida y eficientemente.

BLOGS DESTACADOS