Gobierno corporativo

La tecnología y el buen gobierno corporativo

Hoy en día, no puede entenderse el mundo sin la tecnología y, mucho menos, ser capaces de relacionarnos de forma correcta y viable sin ella. Esta situación es extrapolable a cualquier aspecto, como al buen gobierno corporativo de su empresa. En este sentido, los Consejos de Administración y todos los órganos de dirección deben saber cómo hacer el mejor uso posible de las tecnologías, tanto para la gestión como para la comunicación.

A raíz de lo anterior, los informes sobre el buen gobierno empresarial son cada vez más extensos, detallados y accesibles. Sin embargo, siguen apareciendo noticias sobre empresas que sufren ataques cibernéticos, o que recurren a “fallos informáticos” para tapar fraudes.

No obstante, la necesidad de instalar unas condiciones de buen gobierno en las empresas españolas va más allá de eliminar este tipo de fraudes o riesgos cibernéticos. De hecho, existe toda una serie de pasos que se deben seguir para mejorar la transparencia, facilitar la comunicación en todas direcciones y recuperar (y sostener) la confianza de la sociedad en las compañías.

Buen gobierno corporativo: implemente nuevos marcos y busque alternativas tecnológicas

Parece que se ha llegado a un punto en el que sistema tradicional, con sus códigos basados en la participación y la transparencia, agota sus recursos. Lo mismo sucede con los sistemas modernos basados en retribuciones. Por eso, la solución pasa por definir marcos y alternativas novedosas.

La mayoría de las compañías emplea las nuevas tecnologías para funcionar y llevar a cabo todos sus procesos de la mejor manera. Sin ella, estarían perdidas y no lograrían sobrevivir en un entorno que requiere una presencia constante y una respuesta en tiempo real.

La inversión en tecnología puede representar una proporción importante del gasto de una organización, sobre todo, si se tienen en cuenta las implementaciones (completamente necesarias) en materia de seguridad cibernética. Este problema se debe, en gran parte, a un enfoque incorrecto, enfatizando en los aspectos técnicos, financieros y de programación de actividades, olvidando el contexto general del negocio y el carácter estratégico de la tecnología.

Todo esto pone de manifiesto la necesidad para los gobiernos corporativos de entender y habituarse a estas tecnologías.

Con ellas, las compañías pueden atajar diversos problemas internos, como la falta de transparencia, de control o incluso la forma en la que se comunican, tanto interna como externamente. Gracias a las tecnologías, además, se pueden abrir vías de comunicación nunca antes vistas con accionistas, miembros del gobierno corporativo y hasta con los consumidores finales.

LIBRO BLANCO

Tal y como le presentamos en este artículo, un buen gobierno corporativo está estrechamente ligado al uso de tecnología segura. En este libro blanco le presentamos los motivos por los que debería dejar de usar el correo electrónico o herramientas obsoletas para compartir información del Consejo de Administración y para que se comuniquen y colaboren los miembros de los órganos de gobierno corporativo. Descargue el libro blanco aquí. 

La transparencia y la comunicación, pilares esenciales del buen gobierno, más sencillos de llevar a cabo gracias a la tecnología

Existe una gran responsabilidad compartida entre los miembros de la alta dirección, el gobierno corporativo, el Consejo de Administración y los comités delegados en relación al desarrollo y la implementación de las tecnologías para el buen gobierno corporativo. Sobre todo, se debe tener muy en cuenta que esta implementación tendrá un impacto directo en la rentabilidad y la sostenibilidad del negocio a largo plazo.

Este es el gran reto en cuanto a sistemas de gestión. Como consecuencia, hay que hacer las cosas bien (siguiendo una estrategia), gestionar cada paso adecuadamente y gobernar correctamente (buen gobierno corporativo).

En definitiva, como dijo G. Vaughn Johnson (cita recogida en Gobierno Corporativo y Sistemas de Información, AECA, 2016): “la informática es demasiado importante para dejarla en manos de los informáticos”. Por consiguiente, debe pensar como un gestor cuando se analiza la tecnología y como tecnólogo, cuando la utilice, pero, sobre todo, se debe emplear la tecnología para mejorar las funciones del buen gobierno corporativo.

La tecnología y el gobierno corporativo moderno

Recientemente Diligent ha definido un nuevo concepto el gobierno corporativo moderno para ayudar a los consejeros y directivos a avanzar tan rápido como el mundo digital en el que vivimos. El gobierno corporativo moderno es simplemente la práctica de dotar a los dirigentes de las empresas con la tecnología, los datos y los procesos necesarios para impulsar el buen gobierno corporativo. Pero es más fácil comprender la importancia de lograr un gobierno corporativo moderno si nos fijamos en aquellas empresas donde el buen gobierno brilla por su ausencia.

Según el informe publicado en mayo de 2019 por el Diligent Institute, la falta de prácticas de gobierno corporativo ha costado a las 14 empresas estudiadas alrededor de 490.000 millones de dólares en el último año. Además el mismo informe destaca que el buen gobierno corporativo conlleva buenos resultados, ya que los resultados de aquellas empresas del S&P500 cuyas prácticas se ajustan al modelo estadounidense de buen gobierno corporativo han tenido resultados un 15% mejores en los últimos dos años de los que aquellas empresas cuyo gobierno corporativo es deficiente.

En Diligent tenemos el placer de ayudar a más de 650.000 consejeros y directivos en todo el mundo a lograr un gobierno corporativo moderno. Descubra más en esta página sobre el gobierno corporativo moderno de Diligent y las herramientas a su alcance para lograr un buen gobierno corporativo.

BLOGS DESTACADOS