Consejo de Administración

Razones por las que entender la importancia de establecer marcos sobre Gobierno Corporativo, riesgo y cumplimiento

Comprender la importancia de establecer marcos de gobierno corporativo, riesgo y cumplimiento correctos, como los señalados en este estudio de Deloitte, es fundamental para dirigir una compañía en la dirección correcta. Con estos marcos, no solo logrará una mayor transparencia entre los diferentes órganos de Gobierno Corporativo, sino que cumplirá con las regulaciones relacionadas con el Gobierno corporativo, Riesgo y Cumplimiento (GRC).

En este sentido, un correcto Gobierno Corporativo es relevante para el 96% de las compañías de todo el mundo, aunque solo es una prioridad para el 57%. Aunque casi todas disponen de un código ético, solo un 60% ponen a disposición del citado órgano políticas reales para regular los conflictos de interés.

Casi el 50% de las compañías de todo el mundo realizan una valoración del impacto de los riesgos, tanto cualitativa como cuantitativa

A pesar de la importancia que tiene la valoración del gobierno corporativo, el riesgo y cumplimiento (GRC), solo el 20% de las empresas disponen de procedimientos de actuación definidos y, apenas, el 10% ha realizado simulacros de crisis para evaluar si esas medidas funcionan.

Asimismo, el 39% de las compañías, en cambio, no dispone de ningún mecanismo formal para la identificación y gestión de riesgos.

Los marcos de Gobierno Corporativo pueden ser una herramienta para fomentar el valor de las empresas. De hecho, todos los estudios indican que las que cuentan con sistemas de gobierno sólido suelen obtener mejores resultados financieros y sociales que sus competidores.

En un momento convulso como el actual, en el que la continua incorporación de nuevos inversores y de capital extranjero es imprescindible para el crecimiento y la creación de nuevos puestos de trabajo, los mecanismos que regulen y aseguren la transparencia de todos los procesos internos y los órganos de gobierno de las compañías son más necesarios que nunca.

¿Cuáles son los principales beneficios de una buena política de gobierno corporativo, riesgo y cumplimiento?

Uno de los más importantes para un Gobierno Corporativo correcto es el impulso que puede ofrece al crecimiento empresarial. En este sentido, mediante la incorporación de medidas de control y participación de los accionistas, se favorece la gestión responsable de la compañía.

Como consecuencia, esto generará más confianza en los mercados y entre los inversores, que prefieren depositar sus activos en empresas que demuestren tener un gobierno sólido.

Asimismo, las empresas que disponen de buenos códigos de Gobierno Corporativo suelen llevar una administración más eficiente, aprovechan mejor los recursos y disponen de políticas laborales más justas, lo que redunda en mayor competitividad y más valor dentro del mercado.

De hecho, las normas de Gobierno Corporativo buscan equilibrar los intereses de la compañía y los accionistas, así como afianzar un crecimiento sostenible a largo plazo. Esto permite al Consejo de Administración adaptar los objetivos en función de las necesidades. En consecuencia, las compañías adquieren estructuras más sólidas, en las que se toman decisiones ágiles y se evitan riesgos.

Asociarse a unos valores y establecer un lugar deseado para trabajadores e inversores, aumentará el valor de la su empresa

Un correcto código de Gobierno Corporativo, riesgo y cumplimiento (GRC) creará una cultura adecuada en la compañía. Esto no solo aumenta el valor de la misma frente a los mercados y los inversores, sino que llamará la atención de todos los stakeholders. Como consecuencia, también aumentará la reputación frente a clientes, proveedores, empleados y la sociedad en general.

Esto permitirá crear mejores sinergias (como recoge Deloitte), mejorando las condiciones, nuevas oportunidades de negocio y aumentando el interés que genera la compañía, garantizando así la estabilidad y su proyección en el mercado.

Las empresas tienen un papel importante en la transformación social y el progreso. Eso ha supuesto la puesta en marcha de normativas y códigos de buenas prácticas que buscan fomentar el equilibrio entre los intereses de las compañías y el de la sociedad.

Por consiguiente, los Consejos de Administración deben ser conscientes de la importancia de la reputación social y, por ello, son responsables de respetar estos códigos para lograr un correcto Gobierno Corporativo, de acuerdo al riesgo y cumplimiento (GRC).

BLOGS DESTACADOS