Consejo de Administración

La función principal del Consejo de Administración y la importancia de la información veraz

El Consejo de Administración es el timón de una compañía. La representa en cualquier circunstancia, asume las decisiones más importantes y actúa como intermediario entre los accionistas y los equipos directivos. Por eso, la función principal del Consejo de Administración es orientar las líneas de actuación de la organización y velar por los intereses de los accionistas. Pero, a parte de esta función principal del Consejo de Administración, ¿cuáles son otras funciones importantes? (En este artículo ya tratamos de los desafío en 2019 para el Consejo de Administración, y cuáles debían ser sus prioridades este año).

La función principal del Consejo de Administración: fijar la estrategia corporativa

El Consejo de Administración está obligado, en primer lugar, a liderar la empresa. Su liderazgo se extiende tanto al desarrollo y consecución de objetivos como a la forma de alcanzarlos. Esa es la función principal del Consejo de Administración.

Para ello, debe velar para que se consigan las metas fijadas, al tiempo que se respetan las recomendaciones de transparencia, ética, responsabilidad y cumplimiento de la ley, mientras presta atención a salvaguardar los intereses de los accionistas.

En este sentido, la función principal del Consejo de Administración será definir la estrategia corporativa, así como la Misión y los Valores que la guiarán hacia sus objetivos.

Como consecuencia, el Consejo debe conocer y aprobar las decisiones de carácter estratégico y los planes de negocio anules y plurianuales. Además, tiene que asegurarse de que los planes aprobados se ejecutan con eficacia y de acuerdo a la estrategia fijada. Solo podrá cumplir con estas tareas si tiene a su alcance en todo momento la información más actualizada disponible para su consulta. La mejor manera de contar siempre con la información relevante es contar con un portal para el Consejo de Administración como Diligent Boards.

Más funciones principales del Consejo de Administración: tomar las decisiones más importantes en materia de inversiones, venta de activos y fusiones

Las inversiones, venta de activos y planes para fusiones deben ser aprobadas por el Consejo de Administración. Para cumplir con estas obligaciones, deberá supervisar la marcha de la empresa en términos de cumplimiento de planes, rentabilidad, eficacia de la gestión, viabilidad y potencial desarrollo.

Por tanto, es otra función principal del Consejo de Administración evaluar los riesgos de distinta naturaleza que pueden afectar al correcto funcionamiento de la empresa. Para ello, debe asegurar que se dispone de los medios y procesos de auditoría y control necesarios.

Además, el Consejo de Administración es el responsable de la toma de decisiones relacionadas con inversiones y operaciones financieras importantes, así como de la supervisión presupuestaria. De esta manera, será el encargado de estudiar, evaluar y autorizar cualquier fusión o alianza estratégica que pueda beneficiar a los intereses a medio y largo plazo.

También, el Consejo de Administración debe responsabilizarse de servir a los intereses legítimos y a las aspiraciones de sus accionistas. De ello se extrae que es el responsable de asegurar el pleno cumplimiento de las leyes y normas de regulación relevantes, así como las normas éticas y de buena gestión. Por ejemplo, una de las funciones principales del Consejo de Administración, en este sentido, será la de asegurar la transparencia en la información.

La política de retribuciones, una función cada vez más importante del Consejo de Administración

La política de retribuciones debe ir acorde a los objetivos y políticas de la empresa. Además, se tiene que cumplir con las recomendaciones y directrices de transparencia, tanto de cara a la sociedad como a los accionistas.

Para ello, otra función principal del Consejo de Administración es poner en marcha todos los mecanismos para disponer de la información más veraz posible sobre las remuneraciones de la competencia, el rendimiento de la empresa y el cumplimiento de los objetivos estratégicos.

Solo obteniendo toda esta información, el Consejo será capaz de fijar una política retributiva acorde a los objetivos y estrategias de la empresa. Para hacerlo, es imprescindible que los consejeros reciban la información a tiempo, y que tengan visibilidad sobre el rendimiento de otras empresas del mismo sector y las retribuciones de sus consejeros. A ser posible, en tiempo real. Solo así podrán llevar a cabo sus funciones.

Diligent también ofrece una herramienta que permite comparar el rendimiento de otras empresas del Ibex 35 y la retribución de sus consejeros. Si quiere descubrir más sobre esta herramienta, puede consultar esta página.

BLOGS DESTACADOS