ESG

El deber de diligencia y la directiva europea de ESG

No es ninguna novedad la necesidad de incorporar los principios ESG en la estrategia de las compañías, como parte del deber de diligencia de estas, y, en vistas a responder a los nuevos intereses y demandas de los reguladores, inversores y accionistas. No obstante, de ahora en adelante, para las compañías con operaciones en la Unión Europea (UE), velar por los principios ESG no será tanto una cuestión de proactividad, sino de obligatoriedad:

En septiembre del 2020, la Comisión Europea puso en marcha una consulta pública, en la que pidió a los accionistas que evaluaran una posible iniciativa de diligencia corporativa. Y, esta iniciativa, que encargó a las empresas la incorporación de intereses ESG en sus estrategias corporativas, ha terminado convirtiéndose en un proyecto de ley, elaborado por el Parlamento Europeo, y en el que se detalla el deber de diligencia de las empresas, así como los pasos que estas deben tomar para mitigar el impacto de sus operaciones.

A continuación, repasamos cuáles son las claves principales y alcance del libro blanco (del total interés para las directivas), así como las recomendaciones dadas por Ezekiel Ward, fundador de North Star Compliance Ltd., en vistas a que las organizaciones cumplan con las nuevas recomendaciones.

1.      ¿A qué organizaciones se aplica este libro blanco?

Una de las dudas más recurrentes, es si la directiva se aplica exclusivamente a las organizaciones con sede en la UE. Y, la respuesta, es un rotundo no. En definitiva, cualquier empresa que opere en la UE deberá cumplir con la directiva, independientemente del lugar en el que se encuentre su sede. Por ende, se espera que se produzca un efecto dominó en todo el mundo.

Como destaca Ezekiel Ward, este proyecto “incluye a todas las empresas regidas por la ley de un estado miembro o establecidas en territorio de la UE”. Por lo tanto, “cualquier empresa activa en el mercado de la UE la deberá cumplir”.

2.      Las empresas tienen que garantizar el cumplimiento a lo largo de toda la cadena de valor

De ahora en adelante, no será suficiente con evaluar las áreas directas de supervisión, garantizando que estas cumplen con las nuevas directrices. Por el contrario, será necesario verificar el cumplimiento a lo largo de toda la cadena de valor. El motivo es que, lógicamente, si la empresa no conoce a un determinado proveedor de la cadena de valor, o tiene ciertas dudas con respecto al origen de un producto o servicio, existe un riesgo que se debe mitigar.

Por este motivo, la UE ha pedido a las empresas que verifiquen el cumplimiento de subsidiarias, proveedores, socios, clientes, terceros y demás grupos que formen la cadena de valor.

No obstante, y como señala Ward, “habrá situaciones en las que uno realmente no pueda conocer el alcance total de la cadena de valor”.

3.      Se debe verificar que el deber de diligencia de las empresas está alineado con el nuevo estándar de la UE

La tercera cuestión clave de la directiva de ESG de la UE es la necesidad de analizar, más de cerca, las prácticas de diligencia actuales aplicadas por las compañías. En este sentido, Ward recomienda a las empresas que examinen si cumplen o no con el nuevo estándar de la UE.

Y, especialmente para las grandes empresas, es fundamental conocer su grado de implicación (a lo largo de toda la cadena de valor) en cuestiones como los derechos humanos, los derechos sociales y laborales o los impactos ambientales, claves dentro de toda estrategia de ESG.

4.      Se espera la entrada en vigor de un requisito de diligencia debida para el 2023

Ward ha destacado que espera un requisito final muy similar al borrador ya publicado. “El hecho de que el Parlamento de la UE emitiera un borrador es, en sí mismo, inusual”. “Implica consenso e impulso entre las instituciones de la UE”. Alemania, por su parte, ya ha aprobado su propia legislación, en referencia al deber de diligencia de las empresas, y se espera que actúe como impulso para que la directiva sea definitiva en la mayor brevedad de tiempo posible.

Y, en este sentido, se espera que el requisito de diligencia entre en vigor en 2023, coincidiendo con el cronograma recientemente promulgado por Alemania.

5.      Importancia de prepararse para este nuevo estándar de diligencia debida

La última cuestión clave, dentro del nuevo deber de diligencia que deberán adoptar las empresas con operaciones en la UE, es la importancia de prepararse con tiempo para este nuevo estándar.

En otras palabras, aunque se espera que la entrada en vigor se produzca en 2023, a las empresas les llevará tiempo evaluar y adaptar sus procesos, por lo que conviene empezar cuanto antes a definir la estrategia de ESG.

Adicionalmente, es recomendable, en el caso de las grandes empresas, crear un comité asesor u otorgar a un comité ya existente la supervisión de la debida diligencia de la empresa. Como destaca Ward, “la garantía es aconsejable para las grandes organizaciones, asegurando que las medidas se hayan tomado adecuadamente en los sistemas de gobierno y gestión”.

El futuro de la importancia de ESG en Europa

Aunque este libro blanco es tan solo el punto de partida para contar con una propuesta legislativa más ambiciosa y práctica, este es, sin lugar a dudas, un paso importante que contribuirá a dirigir a las empresas hacia la dirección correcta.

Y, aunque hasta el momento destacábamos la importancia de incorporar los criterios ESG y el propósito en la en la estrategia, de ahora en adelante, más que una recomendación, pasará a convertirse en una obligación para las empresas, en vistas a cumplir con los nuevos estándares de la UE.

Por último, aunque la entrada en vigor está prevista para el 2023, recomendamos a los Consejos y demás órganos de gobierno, que comiencen a trabajar esta cuestión desde ya, así como otras cuestiones (también incluidas en el deber de diligencia) como la búsqueda de la transparencia, Por ello les animamos a conocer las soluciones que Diligent pone a su disposición para medir el progreso de las medidas de ESG y manetnerse al día de las mejores prácticas sobre este tema tan candente. 

BLOGS DESTACADOS