Consejo de Administración

Las cualidades de un buen consejero: de directivo a consejero

Son muchos los trabajadores que, a medida que avanzan hacia la cúspide de su carrera profesional se preguntan: ¿qué cualidades debe tener un buen consejero? ¿Cómo debo formarme para alcanzar este puesto en una compañía de renombre?

Para responder a tales preguntas, destacamos que no existe una única respuesta, ya que todo dependerá del tipo de Consejo al que se aspire a acceder. En Consejos en los que la máxima prioridad es cumplir con la ley, se necesita poca preparación. Sin embargo, aquellos Consejos que aspiran a algo más que cumplir con la legislación vigente, buscan consejeros con cinco o diez años de experiencia en la alta dirección, con conocimientos de gestión de conflictos, visión global y a largo plazo, que cuenten con una trayectoria profesional exitosa en el sector en el que se desarrolle la compañía y, por supuesto, que entiendan el funcionamiento del marco legal en el que opera este órgano de gobierno.

Pese a ello, y antes de profundizar en las cualidades que necesita un profesional para convertirse en un buen consejero, destacamos que no existe un retrato robot de tal perfil: cada empresa y sector son distintos y, por ende, las empresas no siempre buscan un mismo perfil.

Vías para llegar al Consejo de Administración

La forma más “sencilla” de acceder al puesto de consejero es emprendiendo, entrando por tanto como accionista, o perteneciendo a la familia que posee la compañía.

Sin embargo, dejando a un lado tales vías, el proceso “habitual” para acceder al puesto de consejero suele ser el siguiente: becario, empleado en prácticas, empleado junior, empleado senior, jefe de área, director de departamento, y así sucesivamente hasta llegar a la alta dirección. Y, después de varios años de experiencia y éxito profesional, suele darse la oportunidad de actuar como consejero.

Sin embargo, ese último paso no es tan sencillo como pueda parecer: no basta con haber desarrollado una exitosa carrera profesional, sino que también se necesitan distintos conocimientos, que varían dependiendo de la empresa y sector en el que opera esta.

Adicionalmente, existen diferencias entre la forma de acceder al puesto de consejero, dependiendo de si nos referimos a un consejero dominical, uno ejecutivo o uno independiente.

Consejeros dominicales, ejecutivos e independientes

Con carácter general, el primer puesto que suele desempeñarse dentro del Consejo de Administración es el de consejero delegado, que es la persona en la que se delegan casi todas las atribuciones propias del consejo, y cuyas funciones son tanto velar por defender el plan estratégico como hacer lo propio con los intereses de los accionistas (en ocasiones con intereses contrapuestos).

Dicho esto, diferenciamos entre la forma de acceder al puesto de consejero dominical, ejecutivo e independiente:

En cuanto a los consejeros ejecutivos, se suelen requerir los conocimientos y habilidades propios de los directores financieros y los directores de asesoría jurídica. Por su parte, los consejeros dominicales suelen ser colocados por grupos de inversores. Y, en cuanto a los independientes, primero suele requerirse haber actuado como consejero dominical o ejecutivo.

Por otro lado, los dominicales o ejecutivos suelen tener conocimientos muy concretos del área en el que se desarrolla la empresa, mientras que, en el caso de los independientes, esto no es tan relevante. Por el contrario, los independientes deben tener un gran conocimiento de gobierno corporativo: conocer el rol del consejero, la forma de regular la agenda anual del consejo, gestionar los riesgos de la empresa o lo que implica el cumplimiento de la ley.

¿Qué cualidades debe ostentar un buen consejero?

Acabamos de explicar cómo existen diferentes formas de acceder al consejo, dependiendo del puesto al que hagamos referencia. Sin embargo, existen ciertas cualidades propias de un buen consejero, como las que destacamos a continuación:

  • El funcionamiento del máximo órgano de gobierno de una empresa.
  • Los ejes de actuación clave de dicho órgano (como son el marco legal y societario).
  • Qué son las prácticas de buen gobierno y su importancia (conocimientos de RSC y ESG e importancia de su integración en la estrategia de la empresa).
  • Como intervenir en un consejo y la importancia de este órgano en el devenir de la empresa.
  • La tipología de los consejos en el contexto de las startups o del corporate venturing.
  • Las diferentes comisiones del consejo, y la importancia de cada una de ellas.
  • La importancia de la búsqueda y retención del talento dentro de una empresa.
  • Importancia de la ciberseguridad, así como la utilización de softwares destinados a la protección de la información.
  • Las claves para la efectividad del consejo, la negociación y la gestión de conflictos.

Y, todo ello, con el foco puesto en las nuevas tecnologías y necesidades de los consumidores. No se debe perder de vista que las empresas actúan en entornos cambiantes y llenos de incertidumbre, por lo que las cualidades de un buen consejero deben ir en consonancia con todo ello.

Las grandes compañías buscan consejeros cada vez más preparados

Además de los conocimientos señalamos, cabe destacar que las grandes compañías buscan consejeros cada vez más preparados. Al fin y al cabo, estos profesionales son los encargados de decidir el rumbo de la organización, supervisando que se sigue el camino adecuado.

Como destaca Xavier Gangonells, director de la Asociación Española de Directivos (AED) y codirector de la Escuela de Consejeros, “cada vez se requieren perfiles más profesionales, y puede ser una oportunidad para aquellos ejecutivos de más de 50 años, que pueden aportar a las compañías su visión y su experiencia en el día a día de la gestión, pero que a la vez necesitan saber cómo funciona un consejo de administración”.

Conclusión: cualidades de un buen consejero

Para concluir, destacamos que no existe una fórmula mágica o vía única para acceder al consejo, de igual forma que poseer ciertos conocimientos no es garantía de nada. Además, existe cierta controversia en relación a qué es mejor: poseer conocimientos de múltiples áreas o especializarse en uno solo, especialmente en esta época plagada de retos y desafíos.

En cualquier caso, no hay duda de la importancia de conocer cómo funciona este órgano de gobierno, así como poseer los conocimientos destacados a lo largo de este post. Todo ello, en vistas a ocupar la posición de consejero durante años.

Debido la dificultad de realizar esta transición, en Diligent lanzamos la iniciativa Modern Leadership el año pasado, para lograr Consejos de Administración más diversos. Descubra más sobre esta iniciativa asi como los socios que tenemos en España. 

BLOGS DESTACADOS