Gestión de crisis

Liderazgo durante el coronavirus: mejores prácticas para el Consejo de Administración

Para muchos Consejos de Administración, ayudar a sus empresas a navegar una crisis no es nada nuevo. Se han enfrentado a ataques cibernéticos, desastres naturales y todo tipo de incidentes.

Pero la nueva pandemia de coronavirus COVID-19 difiere de una crisis común en muchos aspectos. La situación tiene un impacto global con repercusiones de largo alcance y multifacéticas. COVID-19 ya ha perturbado los mercados financieros en todo el mundo, ha paralizado el movimiento de personas y bienes, provocado confinamientos y cierres en todo el país, cancelado eventos deportivos y restringido los movimientos y vuelos transfronterizos. Además, está dominando tanto el discurso privado como las políticas públicas y el virus continúa propagándose. COVID-19 es un tipo diferente de crisis.

Sin embargo, al igual que otras crisis, esta pandemia también presenta una oportunidad para que los miembros del Consejo de Administración y los ejecutivos tomen las riendas de la empresa y generen confianza a los empleados y las diferentes partes interesadas.

A continuación, presentamos tres recomendaciones para ayudar a los ejecutivos y miembros del Consejo de Administración a destacar en este momento tan decisivo como líderes, compañeros de trabajo y personas.

1. Considerar el impacto comercial desde todos los ángulos

COVID-19 está afectando todos los aspectos de las operaciones comerciales, desde las ventas hasta las cadenas de suministros y las bajas por enfermedad de los empleados. La función de un Consejo de Administración es ayudar a los directivos a comprender cómo se interrelacionan estos factores para que la empresa pueda responder de la manera más efectiva.

En una entrevista reciente del Podcast Corporate Director, Peter Deans, consejero de Notwithoutrisk Consulting en Australia, explicó que “la seguridad de los empleados y el impacto comercial son las prioridades inmediatas”.

Deans recomienda pedirle al equipo financiero de su empresa que modele una variedad de escenarios para que el Consejo de Administración y los ejecutivos puedan ver rápida y fácilmente las posibles hipótesis financieras. También sugiere “pruebas de estrés” en el balance y la declaración de pérdidas y ganancias.

Además, sugiere que se tengan en cuenta las repercusiones del coronavirus en las cadenas de suministro y abastecimiento, la entrega de bienes y servicios, el flujo de capital y liquidez, y la disponibilidad de financiamiento de deuda y capital.

2. Abordar el tema con todas las partes interesadas

En tiempos de crisis, los empleados necesitan que se les reafirme la seguridad de sus trabajos, los clientes anhelan certeza sobre la existencia de los bienes y servicios que han comprado, los proveedores quieren saber cuándo o si se les pagará, y la perspectiva de futuros pedidos y los inversores, por supuesto, están monitoreando de cerca los indicadores financieros de la empresa y les preocupa el precio de las acciones.

Es importante que los Consejos de Administración y los equipos de gestión estén al tanto de las preocupaciones de cada grupo, y que adapten el mensaje en función de las necesidades de cada uno. Debido a que la situación de COVID-19 cambia constantemente, la organización también debe monitorear cómo está evolucionando el sentimiento de las partes interesadas. Considere cómo puede su organización evaluar el estado de todas las partes interesadas y tranquilizarles en esta situación.

LA GESTIÓN DE CRISIS CON DILIGENT

Diligent ha creado un nuevo concepto, el gobierno corporativo moderno. Se puede definir como la práctica de dotar a los dirigentes de las empresas con la tecnología, los datos y los procesos necesarios para impulsar el buen gobierno corporativo y la gestión de crisis y riesgos. Solicite una demostración para descubrir cómo las herramientas que ofrece Diligent a los órganos de gobierno corporativo pueden ayudarle a prevenir crisis y a gestionarlas.

3. Comunicación y transparencia

Cuando todos los correos electrónicos y artículos parecen tratar sobre “coronavirus”, es fácil sentir que con las comunicaciones de su empresa solo está contribuyendo a crear más ruido. Los líderes de la compañía deben evitar pensar de este modo.

Los clientes, empleados e inversores quieren sentir que los dirigentes de su empresa se preocupan por ellos. Es el momento de comunicarse adecuadamente con todas las partes interesadas y liderar la empresa con transparencia y claridad.

La función del Consejo de Administración es hacer que la respuesta al COVID-19 sea un tema permanente de la agenda, y salvaguardar líneas de comunicación abiertas, claras y efectivas entre los consejeros y los ejecutivos. De este modo, existirá la colaboración entre todos los órganos de gobierno corporativo a medida que se desarrollan los acontecimientos.

Las recomendaciones de la National Association of Corporate Directors (la asociación americana de consejeros) para gestionar esta crisis incluyen:

  • Asegurar que los líderes de la compañía tengan acceso a fuentes de información relevantes y de buena reputación.
  • Asegurar que los equipos y planes correctos estén en su lugar para la toma de decisiones y la respuesta.
  • Establecer protocolos sobre quién comunica qué y a través de qué canales. Por ejemplo, crear comunicaciones internas para mantener la cultura y la productividad de la fuerza laboral.
  • Reforzar las relaciones con los inversores para la continuidad del negocio, el riesgo y el impacto operativo.
  • Encontrar un punto medio entre la necesidad de transparencia y evitar el riesgo de litigio.

En resumen, todas las tácticas de los órganos de gobierno deben tener un objetivo: comunicarse de una manera que muestre empatía y liderazgo.

4. Actuar con rapidez, eficacia y empatía

En una situación tan crítica, compleja y que cambia rápidamente como la crisis del coronavirus COVID-19, puede ser abrumador determinar la dirección que se debe seguir.

Afortunadamente, los Consejos de Administración y los ejecutivos pueden estar más preparados de lo que piensan. Es posible que ya se haya implementado un plan de respuesta a crisis de otro tipo: ciberataques, desastres naturales o crisis reputacionales de la empresa. De ser así, solo deben considerar como adaptar dicho plan.

A medida que la pandemia continúa desarrollándose, la máxima prioridad es mantenerse centrado y liderar de manera oportuna, reflexiva y empática. Todo el  mundo recordará cómo se comportaron los líderes en la gestión de una crisis.

HERRAMIENTAS PARA TOMAR DECISIONES ESTRATÉGICAS Y RESOLVER PROBLEMAS

Para poder tomar decisiones estratégicas y resolver problemas, los líderes necesitan recabar y revisar toda la información relevante. Por ello, en Diligent hemos desarrollado herramientas para poner al alcance de los líderes la información que requieran en cualquier momento y desde cualquier lugar. Descubra más sobre la variedad de productos Diligent aquí.

BLOGS DESTACADOS