Consejo de Administración

Cómo definir un esquema de incentivos para los empleados

Una de las prioridades para 2020 de todo Consejo de Administración debería ser definir un esquema de incentivos para los empleados. A este respecto, el Consejo, con la ayuda de los encargados de personal, tendría que centrar esfuerzos en ser capaz de entender qué tipo de incentivos son más eficaces y cuál es la mejor forma de fijarlos.

En el mundo empresarial, los incentivos se entienden como estímulos de carácter positivo que se ofrecen con el objetivo de incrementar el rendimiento y, por consiguiente, la producción. De hecho, un incentivo debe mover a quien lo reciba a actuar de determinada manera, casi siempre a rendir más y a sentirse motivado con su trabajo.

Asimismo, desde la perspectiva del departamento de recursos humanos, un incentivo se considerará como tal siempre que implique motivación extra para trabajar, que redunde en una mejoría notoria del desempeño.

El esquema de incentivos o cómo ir más allá de un incremento de la motivación

Como puede deducirse por el título anterior, hablar de esquema de incentivos no significa solo establecer una serie de medidas para aumentar el rendimiento y la motivación de la plantilla, sino, también, reducir las recompensas desiguales y los entornos inestables, favoreciendo la posibilidad de reconocimiento para todos.

En consecuencia, los incentivos contemplados en el esquema de incentivos mejoran la lealtad del trabajador, que verá recompensado su esfuerzo y su trabajo, además de sentirse valorado.

Por último, contar con un esquema de incentivos provoca un efecto llamada para el personal cualificado y nuevos talentos, lo que siempre resulta beneficioso para cualquier compañía.

OPTIMICE LA GESTIÓN Y MAXIMICE LA TRANSPARENCIA

Las herramientas de Diligent sirven para optimizar la gestión de los órganos de gobierno y para maximizar la transparencia entre los líderes de su empresa. Con nuestro portal del Consejo de Administración, Diligent Boards, podrán revisar la información de manera segura y plantear las preguntas necesarias a los líderes empresariales. Solicite una demostración aquí para conocer más sobre nuestros productos.

En materia de esquema de incentivos, el Consejo deberá ser capaz de identificar y establecer qué objetivos serán los más adecuados

Con la ayuda de los responsables de personal, el Consejo de Administración tendrá que averiguar si los empleados esperan incentivos económicos o los prefieren no económico.

En este último caso, el citado organismo de gobierno corporativo deberá ser capaz de encontrar un incentivo no económico que motive a sus empleados, es decir, que mejore el bienestar de los trabajadores. Por ejemplo: mayor flexibilidad horaria, más días de vacaciones o hacer del teletrabajo una opción factible.

Asimismo, merece la pena hacer hincapié en que el esquema de incentivos debe establecerse sobre un presupuesto específico y los incentivos, por consiguiente, tendrán que ser medibles. Para ello, resulta fundamental fijar una serie de indicadores que permitan cuantificar los resultados obtenidos por la plantilla.

Con la vista puesta en establecer esos indicadores, reviste especial importancia que se puedan relacionar con variables del tipo: cantidad de clientes y su tasa de fidelización, volumen de facturación, beneficios o ventas.

El futuro, factor clave en cualquier esquema de incentivos

Además de todo lo anterior, el diseño del esquema de incentivos debe favorecer el desarrollo de la compañía y de los empleados a largo plazo.

Como ya hemos explicado, una de las ventajas de los incentivos es que sirven para atraer y retener talento. También mejoran el sentimiento de pertenencia y de compromiso con la empresa, puntos que contribuyen al desarrollo empresarial.

Al atraer talento y retenerlo, la compañía tendrá más facilidad para lograr sus objetivos. En consecuencia, al mismo tiempo, al mejorar el sentimiento de pertenencia, la sociedad será apreciada por el público de forma mucho más positiva, ya que se preocupa por mantener a sus empleados contentos y motivados.

Por último, pero no menos importante, el esquema de incentivos deberá ser comunicado correctamente a los empleados. De lo contrario, el trabajador no conocerá a fondo los beneficios de este plan y puede no sentir la motivación necesaria para alcanzar los objetivos marcados. Debido a ello, resulta vital que el Consejo, mediante los encargados de personal, se asegure de que los miembros de la plantilla conozcan en su plenitud los incentivos con los que se les motiva.

DILIGENT BOARDS

Descubra cómo desde Diligent podemos ayudarle a mejorar el gobierno corporativo aquí. Consiga que el Consejo se centre en los asuntos estratégicos y no pierda el tiempo en la preparación de las reuniones, en recabar más información durante las reuniones. Los consejeros deben dedicar su tiempo a lo que realmente importa.

BLOGS DESTACADOS