Valor y aporte de los directores independientes en el buen gobierno

Acerca del Libro Blanco

En Europa, Estados Unidos y Latinoamérica, la figura del director independiente (DI) ha cobrado mayor importancia y es una figura esencial para la buena gobernanza. En mercados líderes como el de Nueva York, se exige que el directorio tenga una mayoría de miembros independientes. Su presencia en la junta directiva refuerza la confianza de los inversionistas y hace valer los intereses de todos los accionistas y su universo de stakeholders, desde trabajadores y sindicatos hasta proveedores, gobierno, reguladores, organismos de la sociedad civil y sociedad en su conjunto.

Los beneficios que un DI le otorga a la compañía son variados:

  • Independencia, ya que tienen una visión fresca de los desafíos y oportunidades de la empresa
  • Credibilidad: denotan el compromiso de la junta directiva por conducirse con integridad
  • Equilibrio: evitan las dinámicas de un club de amigos y parientes. Poseen argumentos más enfocados
  • Moderación: media sesgos en las decisiones y mitiga conflictos de interés, además de ser un promotor activo de las responsabilidades fiduciarias, de transparencia, rendición de cuentas e información