Tecnología en la junta directiva

Las Tecnologías de Información y Comunicación (TICs) son una realidad constante en el mundo en que vivimos: los dispositivos de comunicación, por ejemplo, son ya una extensión de nosotros mismos. En los nuevos paradigmas dentro de las industrias, las soluciones más innovadoras se basan en el mundo digital y han transformado los modelos de negocio.

Las preguntas surgen: ¿Las actuales juntas directivas están preparadas para los desafíos del mercado? ¿Los accionistas saben de sus capacidades y limitaciones en este mundo transformado? ¿Las administraciones conocen las bases de la actual economía colaborativa? Es un hecho que la continuidad hacia el futuro sólo puede garantizarse poniendo la mira en la tecnología.

Una junta directiva de largo alcance está consciente de que el robo de información ha llevado a la quiebra a numerosas compañías y puesto en jaque su reputación. La información confidencial no debe dejarse a la deriva, compartiéndose vía e-mail o en archivos no cifrados, sino que debe seguir estrictos protocolos de seguridad como los que otorga el sistema Diligent.

La tecnología es, sin lugar a dudas, un aliado fundamental para mejorar la efectividad del órgano de gobierno y proteger su información estratégica.